Actualmente se vive una época de revisiones de historias ya clásicas en el cine. Continuamente se estrenan en las pantallas de todo el mundo remakes de películas de generaciones anteriores, que se adaptan a las nuevas tendencias.

Las historias universales nunca pasan de moda, tal vez por eso ha llegado a las carteleras una de las leyendas más famosas de todos los tiempos: la del Rey Arturo.

Vamos a repasar algunas de las versiones más importantes que han tenido Arturo y sus caballeros en la gran pantalla.

La leyenda de Excalibur es uno de los mitos más importantes de la cultura británica, tanto, que desde tiempos inmemoriales se han hecho poemas en honor del Rey Arturo, uno de los personajes históricos (hay ciertos documentos que acreditan su existencia) más famosos de su país de origen.

A pesar de que la fantasía y la memoria colectiva lo han adornando con elementos que quizás no pertenecieron a la historia original, más vinculada a su origen romano, la ficción novelera y sobre todo el cine posteriormente, han aprovechado el espíritu romántico de la historia, para contarla de diferentes maneras, tanto en películas de animación, como en series actuales.

Merlín, el encantador (1963):

Empezamos con la versión animada de la historia. Walt Disney no pudo dejar pasar la ocasión de contar su idea de la historia. Con un tono claramente infantil y sin muchos de los elementos que la hacían una leyenda, se daba todo el protagonismo a un Merlín entrañable que aconsejaba a un demasiado joven Rey Arturo.

Magia y aventuras edulcoradas para esta cinta de dibujos animados.

Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975):

El grupo humorístico Monty Python, oriundo de Inglaterra, no podía dejar pasar la oportunidad de contar su propia visión de esta historia tan famosa en su país natal. Con el humor particular de estos comediantes, tan surrealista y loco, narraban las andanzas de los caballeros de la mesa cuadrada (en referencia a la mítica mesa redonda de la historia original) por las tierras británicas, luchando contra pintorescos monstruos y salvando al pueblo.

Siempre, con un resultado un tanto diferente a los hechos que supuestamente pasaron. Una versión para troncharse.

Excalibur (1981):

La versión más mítica por excelencia y que marcó a toda una generación de espectadores. Concentraba lo más conocido de la leyenda artúrica, para contarlo con una pasión y una fuerza nunca vista hasta entonces.

Como si de una leyenda se tratara, la película está contada con una aureola de misterio y épica constante, que se contagia a los actores, que interpretan con gran intensidad.

Arturo, Merlín, la trágica historia entre Ginebra y Lancelot, o el reino de Camelot, nunca habían resplandecido tan bien antes.

El director británico John Boorman se rodeó de actores salidos del teatro y de muchos rostros desconocidos en ese momento, para crear una joya del cine de capa y espada que contiene escenas tan míticas como la última carga de Arturo y sus caballeros con Carmina Burana de fondo.

El primer caballero (1995):

Una versión romántica de la historia, protagonizada por Sean Connery en el papel del Rey, y Richard Gere encarnando a Lancelot.

El conflicto de la película, estaba sobre todo en el amor que se disputaban ambos hombres por el corazón de la reina Ginebra, que tenía el rostro de Julia Ormond.

Una película para un público más maduro y centrado en una de las partes de la leyenda más famosas pero menos épicas, la traición del caballero favorito de Arturo, Lancelot, que se enamoró de la Reina Ginebra, casada con el Rey.

De esta manera, los dos deben vivir con la mentira y salvar a Camelot de su final.

Rey Arturo (2004):

Una de las versiones más recientes de la historia, y que supuestamente, enraíza directamente con el origen histórico del personaje.

En esta ocasión, Arturo está interpretado por Clive Owen, y es un romano exiliado a Britania durante la época del Imperio romano, cuando en su máxima expansión, llegó hasta las islas inglesas y se topó con las hordas de pictos, los salvajes del norte.

Para frenar a las hordas que pretendían invadir los enclaves romanos de la isla, el Imperio contrataba a mercenarios, que en este caso eran Arturo y sus caballeros sármatas. Expertos jinetes que combatían junto a los romanos.

Se mantenían fragmentos de la historia legendaria, como Lancelot o Ginebra, con el rostro de Keira Knightley.

Merlín era un celta, al igual que Ginebra, y no había ni espada en la roca, ni brujos.

La banda sonora, compuesta por Hans Zimmer, fue lo más destacado de una película que pasó sin pena ni gloria.

El Rey Arturo, la leyenda de la espada (2017):

El director inglés Guy Ritchie, uno de los mejores de su país, y autor del remake de Sherlock Holmes, trae a los cines la nueva versión del personaje, con algunos de los elementos más reconocibles de su cine.

Cuenta con todo el imaginario colectivo que adorna la historia: magia, Excalibur y Camelot, entre otras.

Habrá que ir al cine para descubrir si Ritchie ha creado la versión definitiva y moderna de la leyenda del Rey Arturo.

Ya puedes disfrutar en tu Cinesa más cercano de esta última versión.

Sobre el autor de este post:

Adonai (@SoldieRyan) es diseñador gráfico, bloguero y cinéfilo especialista en todo lo relacionado al séptimo arte. No dudes en echarle un ojo (o dos) a su blog de cine: Salvando al Soldado Ryan

Leer más